El fundamento de la imaginación

Por Gonzalo Lorenzo – La imaginación es uno de los elementos más importantes al momento de leer. A medida que avanzamos sobre cada palabra, nuestra mente comienza a formular situaciones, espacios y desarrolla el relato que nos deja con ganas de seguir leyendo. Al no tener límites, dichas percepciones pueden ser de una manera para determinada persona. Pero otra puede desarrollar una imagen completamente diferente, mas allá de haber leído las mismas palabras.

Cuando un libro o una historia es adaptada para llevarla a la pantalla grande, la imaginación deja de florecer. Mas allá de la gran capacidad creativa y estética de una película para contar una historia, todas aquellas percepciones, en un principio, estaban en manos de la imaginación. Ahora, dichas imágenes y sonidos son puestos ante nuestros ojos, con exclusivo detalle, y se presentan de la misma manera para todos.

En la actualidad, las actitudes comerciales fomentan a crear libros a partir de lo que se ha visto en el filme, cuando generalmente, el procedimiento es el inverso. Quienes compren el mencionado libro probablemente no utilizarán la imaginación de manera óptima, ya que todo ya se habrá puesto en detalle en la película, lo que segmenta la mente.

Todo tiene, al menos, un propósito. Los libros, además de ser una fuente privilegiada para educarse, lo son también para la imaginación. Los libros basados en películas transcriben en papel y palabras todos los sentidos que se generan al ver determinada película, pero eso no es para lo que los libros fueron creados. Es como si reemplazara un auto deportivo con un tractor para realizar actividades agrarias. Difícilmente funcione pero, aún más importante, no tiene sentido.

Los libros tienen la capacidad de transportarnos al tiempo y espacio donde el relato se desarrolla, y nos encontramos inmersos en esa situación. Vivimos la historia junto a los personajes, compartiendo sus vivencias y sufrimientos. Con las películas también podemos alcanzar dicho nivel de participación, pero a partir de los libros, nosotros los lectores podemos elegir cómo luce el mundo al que nos estamos transportando y en el que nos encontramos inmersos.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s